El servicio de televisión online Molotov ordenó pagar 8,5 millones de euros al grupo TF1 por «falsificación» y dejar de emitir sus canales

El servicio de televisión online Molotov ordenó pagar 8,5 millones de euros al grupo TF1 por «falsificación» y dejar de emitir sus canales



El servicio de televisión online Molotov fue condenado por el tribunal de París a pagar 8,5 millones de euros al grupo TF1 por «falsificación» y dejar de emitir sus canales, un segundo revés tras su disputa con M6. Al continuar con la distribución de TF1, LCI o TFX por falta de acuerdo, «Molotov ha cometido actos de vulneración de los derechos conexos de la empresa de comunicación audiovisual», dijo el tribunal en una decisión emitida el viernes, consultada por AFP y confirmando información de Capital.

Condenada también por «infracción de marca» con la reproducción de los logotipos de los canales, la plataforma francesa deberá dejar de emitirlos en el plazo de 15 días, so pena de ser multada con 75.000 euros por día de retraso. Los tres canales estaban inaccesibles el lunes en Molotov. Consultada por AFP, la dirección del grupo TF1 indicó que «todavía hay discusiones en curso» sobre las condiciones financieras de la transmisión. La plataforma de streaming, por su parte, no se había pronunciado sobre la decisión al mediodía.

El 2 de diciembre, Molotov ya había recibido la orden de pagar más de 7 millones de euros a M6 en un caso similar, antes de que las dos partes llegaran a un acuerdo de transmisión unos días después. El grupo TF1 la acusa del mismo modo de la distribución “ilegal” de sus canales, y de una “vulneración de los derechos conexos” desde el 1 de julio de 2019, fecha de expiración de un acuerdo experimental firmado en 2015. La plataforma, que denuncia su lado de las “prácticas restrictivas de la competencia”, demandó a TF1 ante el tribunal comercial de París, un procedimiento aún en curso.

Acusando a M6 y TF1 de haber violado sus acuerdos «de manera brutal y abusiva», Molotov también se había apoderado de la Autoridad de Competencia, que sin embargo rechazó su denuncia en 2020, «por falta de pruebas suficientes». Lanzada en 2016, la plataforma afirma más de 17 millones de usuarios registrados, estimando el diario Les Echos en 4 millones el número de sus suscriptores activos. Ofreciendo tanto ofertas gratuitas como de pago, fue comprada en noviembre por 164,3 millones de euros por el servicio de streaming estadounidense FuboTV.

Ver noticia en: www.jeanmarcmorandini.com (En francés)