una laptop con todo lo necesario para jugar en PC, a tiempo en la escasez de componentes

una laptop con todo lo necesario para jugar en PC, a tiempo en la escasez de componentes


El mercado actual de computadoras portátiles y de escritorio es tremendamente complicado. La falta de stock de tarjetas gráficas que los montadores llevan meses argumentando y el elevado precio de los componentes informáticos —especialmente las GPU que han subido de precio hasta un 200%— está haciendo casi imposible que el usuario medio pueda hacerse con un ordenador por piezas sin gastar más de 1.500 euros.

Esto significa que la mejor alternativa hoy en día es optar por un cuidado portátil juego de azar con las características esenciales para ejecutar los títulos más exigentes. Es por esto que hoy en día el mercado es mucho más competitivo que antes y montar una tarjeta gráfica de la serie RTX 30 es lo más importante para el usuario final.

Alimentado por un procesador Intel Core, el portátil Victus by HP de 16,1 pulgadas tiene todas las funciones que necesita para jugar y para el uso diario.

Aunque la RTX 3050 no se puede comprar por separado para un ordenador de sobremesa, hablamos de una gama de tarjetas que actualmente ronda los 800 euros en el mercado frente a los 1.200 euros que cuesta esta. HP perdedor 16-d0029ns. Este portátil lleva cerca de un mes siendo mi compañero a la hora de jugar y trabajar en el día a día, y aunque adolece de ciertos recortes en cuanto a sus especificaciones -totalmente excusables- ha conseguido suplantar a mi ordenador de sobremesa y repensar la importancia de las computadoras portátiles para los videojuegos.

ESPECIFICACIONES DE LA HP VICTUS 16

sistema operativo

ventanas 11

procesador

Intel Core i7-11800H

Carta gráfica

GeForce RTX 3050 de 4 GB GDDR6

RAM

2 módulos de 8 GB a 3.200 MHz / Total 16 GB

almacenamiento

SSD NVMe de almacenamiento de 512 GB

dimensiones de la pantalla

16,1″ a una resolución de 1920×1080

conectores

Lector de tarjetas SD | USB‑C | Toma de corriente | 3x USB-A | HDMI 2.1 | RJ45 | conector de 3,5 mm

Un acabado minimalista y sobrio

La verdad es que lo que más me sorprendió una vez que saqué este dispositivo de su envoltorio fue su proporción y diseño. estamos hablando de un portatil 16 pulgadas, por lo que no es extremadamente grande, pero se sabe que HP ocupa una gran proporción del chasis de la computadora portátil, dejando solo unos pocos pequeñas rayas en los lados que poco o nada tiene que envidiar a esos monitores

Siguiendo con el propio chasis del dispositivo, hablamos de un portátil con un acabado metalizado pero que es ensamblado en plastico. No es algo negativo, hablamos de un dispositivo que no supera los 1.200 euros y esto ayuda a que la sensación de llevarlo a todas partes sea uno de increíble firmeza y resistencia. Todo ello acompañado de un peso de 2,5 kilogramos, quizás algo elevado respecto a aquel Asus TUF Dash F15 que analizó Manuel Buzón el pasado verano, por lo que hablamos de un dispositivo muy poca luz y dificil de transportar.

En cuanto a conectividad, el HP Victus sorprende por su buen abanico de opciones. En su lateral izquierdo tenemos el típico cargador —del que hablaremos a continuación—, un puerto RJ45, un USB-A 3.2, un jack de 3,5 mm para auriculares y un lector de tarjetas SD. En el lateral derecho del dispositivo tenemos los dos últimos USB-A 3.2 de los tres que monta el portátil. Teniendo en cuenta que tienes un SSD como disco principal, contar con tres entradas USB 3.2 Se agradece para un portátil que busca velocidad e inmediatez.

Recuperando el hilo del diseño, este Estaba placenteramente sorprendida. Estamos acostumbrados a los dispositivos juego de azar Les acompaña un aspecto muy llamativo, con luces RGB y un acabado muy elegante, incluso estrafalario diría yo. En este aspecto, el HP Victus 16 es un portátil con un diseño muy minimalista, con su logo cromado en forma de V en la parte trasera y un enorme teclado con iluminación RGB de un solo color. Todo en este dispositivo es de un sobriedad que entra por los ojos, quizás más que otros portátiles.

Desgraciadamente y teniendo en cuenta su acabado plástico mate, es extremadamente fácil de manchar, ya sea con nuestras propias huellas dactilares o con el polvo que pueda caer sobre la parte superior del panel cuando está cerrado. No es algo que te eche para atrás, necesariamente, pero es un pequeño contra y un punto negativo a tener en cuenta y es que de vez en cuando conviene limpiarlo con un paño húmedo para eliminar esos restos de suciedad.

Un buen altavoz y una cámara normal.

Uno de los principales problemas a la hora de utilizar un portátil, ya sea para jugar o para ofimática, es su teclado. Teniendo en cuenta que está lejos de ofrecer un rendimiento similar al de un buen periférico de sobremesa, la sensación es tremendamente satisfactorio. encontramos un clave dedicada para software preinstalado en HP Omen Gaming Hub y las teclas especiales restantes para reducir el volumen o apagar las luces del teclado.

A la hora de reproducir contenido multimedia o jugar a videojuegos sin auriculares, la experiencia con sus altavoces es sobresaliente. Estos se sitúan justo en el margen entre la pantalla y el teclado, y en los laterales, ofreciendo un sonido estéreo muy interesante, aunque algo falto de graves. Eso sí, hay que tener en cuenta que una vez que ejecutamos un juego, el sonido del los fanáticos serán Alto, entonces el la calidad del sonido será inferior.

En cuanto al resto de atractivos que podemos encontrar en el dispositivo sin entrar en sus especificaciones más técnicas, nos encontramos con su webcam. Estamos hablando de un pequeño cámara de 720p. ¿Es suficiente con hacer videollamadas? Eso sí, de sobra, el problema viene cuando queremos dar el salto a un apartado más profesional. hacer grabaciones, transmisión o simplemente videollamadas donde se requiere cierta calidad en la retransmisión no es recomendable con la cámara del dispositivo.

Pantalla y batería, las dos caras de la moneda

Su mayor punto negativo es, quizás, su pantalla. Estamos hablando de un Panel IPS de 16,1 pulgadas y resolución 1080p. De momento ningún problema, un estándar en este tipo de dispositivos. En cuanto a la frecuencia de actualización y a pesar de hablar de un portátil enfocado a videojuegos, nos encontramos con que estamos ante una pantalla algo pobre, con solo 60 Hz.

Entiendo que estamos en un rango de precio alto, pero aún lejos de la gama más alta de portátiles, por lo que un panel de 60 Hz es tremendamente excusable para el precio que ofrece este HP Victus 16. Sin embargo, el brillo de la pantalla deja algo que ver. deseado. Al contar con un panel con tecnología IPS, el la reproducción del color es notable, pero sus 250 nits hacen algo complicado disfrutar de todo lo que ofrece este portátil en exteriores o en estancias donde la luz incide directamente en la pantalla. No me malinterpretéis, en el resto de situaciones estamos ante un panel que poco tiene que envidiar al resto de portátiles, pero su la actuación final me hace fruncir el ceño frente a lo que podría haber sido.

En cuanto a la batería, estamos ante una capacidad máxima de 70Wh en 4 celdas. Esto se traduce en una duración media. Si valoramos sus 70 Wh frente a la competencia, que puede llegar a 90Wh, se queda corto, pero teniendo en cuenta que hablamos de un dispositivo de este rango de precio, es más que suficiente. Como siguiente punto positivo encontramos su carga rápida. El HP Victus tiene un Cargador de 200W con carga rápida que nos permite cargar el dispositivo al 50% en solo una hora.

Sobre todo si atendemos a trabajos de ofimática o simplemente multimedia. Al 70% de brillo me duraba la batería de la HP Victus alrededor de 5 horas. Eso sí, a la hora de jugar es totalmente diferente. No solo se agota la batería en una hora, sino que se reduce el rendimiento del dispositivo. Esto, lejos de ser una novedad, es algo completamente inherente a este tipo de dispositivos, pero nunca está de más advertir que jugar a cualquier título AA o AAA sin estar conectado a la red eléctrica es practicamente imposible.

Rendimiento notable, aunque con salvedades.

Llegamos a la sección más importante y quizás la más divisiva en términos de revisión de este HP Victus. Estamos ante un portátil con especificaciones técnicas más restringidas que muchos de los dispositivos del mercado, pero de los que se puede “sacar mucho jugo”. Recordemos que monta un procesador i7-11800H con 16 GB de RAM DDR4 y una tarjeta gráfica RTX 3050.

Mientras seguimos esperando que Nvidia introduzca en el mercado su gama 2050 que sustituirá a estas 3050 en el mercado de portátiles juego de azar bajo presupuesto, esta gama de GPU son un estándar hoy en día. ¿Es posible ejecutar juegos de 2021 con esta tarjeta gráfica? por supuesto, pero tendremos que hacer algunas pequeñas concesiones.

A la hora de afrontar títulos muy dependiente de la CPU, la HP Victus no tiene problemas para ejecutar títulos como Apex Legends, Call of Duty: Warzone o incluso Battlefield 2042 —aunque en este último título tendremos que hacer uso de DLSS para trabajar por encima de 60 FPS, pero en títulos como Cyberpunk 2077 o Halo Infinite, las cosas son diferentes.

Ten en cuenta que dos de los cinco mencionados anteriormente, además de ser muy exigentes, están mal optimizados en PC. Battlefield 2042, por ejemplo, ha sido probado bajo DLSS en calidad, por lo que quitando pequeños tirones, el el rendimiento es asombroso con una calidad gráfica media-alta. En cuanto al último título de CD Projekt, el HP Victus sufre mucho en parques infantiles urbanos.

De hecho, tendremos que olvidarnos de jugar con Ray Tracing activado en aquellos juegos donde es posible usarlo. El RTX 3050 puede hacer frente a esta herramienta gráfica, al menos en papel, pero cuando se trata de juegos, la realidad es diferente. El HP Victus se beneficia enormemente de tecnologías compatibles como DLSS o Reflex para funcionar correctamente en muchos juegos. Por eso títulos como Halo Infinite, a pesar de tener pequeños problemas de rendimiento, llegar a los ansiados 60 FPS es recomendado para reducir la calidad gráfica y sacrifique ciertas opciones para establecerlas en Bajo.

¿Recomiendo el HP Victus 16?

Quiero serte sincero y es que a pesar de mi cercanía con el hardware de PC, nunca había tenido entre mis manos un dispositivo puramente juego de azar, o al menos centrado en el videojuego. Por tanto, mi sensación ha sido de sorpresa por lo que este portátil puede hacer con unos especificaciones tan subestimadas.

Recomendar un portátil a día de hoy, con los problemas del panorama actual, es complicado, pero la situación no parece mejorar en un corto periodo de tiempo. HP Victus 16 me ha hecho darme cuenta de que para el usuario que no quiere invertir más de mil euros en un PC por piezas o que solo necesita las características de un portátil —conectividad, transporte, tamaño…—, esta es una equipo a tener en cuenta.

Más allá de eso, evaluando lo que nos ofrece, la HP Victus 16 puede con todo si conocemos sus limitaciones. Son pequeños y obvios, como la cantidad de VRAM y su almacenamiento, pero no he tenido un problema casi sin título, y con los que lo tienen, se lo atribuyo a un gran falta de optimización.

Ver noticia en: thenewstrace.com (En ingles)